Convocatoria a apoyar la reconstrucción cooperativa en el Caribe y el sudeste asiático

Convocatoria a apoyar la reconstrucción cooperativa en el Caribe y el sudeste asiático

Cooperativistas y sus comunidades están sufriendo las devastadoras consecuencias de las inundaciones que desde el mes pasado afectan a los países del sudeste asiático y de los poderosos huracanes que en los últimos días azotaron a varias de las islas del Caribe. Ahora necesitan de la solidaridad de las cooperativas de todo el mundo para reponerse y reconstruir sus vidas. El movimiento cooperativo mundial ha lanzado un llamamiento para recolectar fondos con esta finalidad.

La Alianza Cooperativa Internacional ha realizado un llamado para que las cooperativas de todo el mundo hagan donaciones destinadas a contribuir con la reconstrucción cooperativa a largo plazo en aquellos países más necesitados y más afectados por las consecuencias de estos desastres naturales. “En solidaridad con las víctimas de este desastre, queremos pedirle a los cooperativas que, una vez más, demuestren su apoyo. Estamos en contacto con nuestros miembros afectados en las regiones de las Américas y Asia-Pacífico para determinar la magnitud de las necesidades de sus cooperativas y para facilitar la distribución de las contribuciones financieras destinadas a beneficiar a los movimientos cooperativos de aquellos países”, dijo Charles Gould, Director General de la Alianza.

La Confederación Caribeña de Cooperativas de Ahorro y Crédito (CCCU, por su sigla en inglés) -organización miembro de la Alianza Cooperativa Internacional, que representa a casi 300 cooperativas de 16 países insulares del Caribe y las guayanas, que reúnen a su vez a más de 2.400.000 asociados individuales- informó que las islas que registran mayores daños son Anguila, Barbuda y Tórtola, la mayor de las Islas Vírgenes Británicas, donde la devastación es casi completa y se han producido varias muertes. También han sido fuertemente impactadas las Bahamas y San Cristóbal y Nieves, aunque en estos casos las pérdidas no han sido tan impactantes como en las islas más castigadas.

En una comunicación oficial, la CCCU informó que “aunque los datos disponibles indican que las propias cooperativas de ahorro y crédito no se han visto afectadas directamente, sus asociados individuales y otros ciudadanos en general han sufrido pérdidas significativas”. Asimismo señala que las estimaciones extraoficiales indican que se necesitarán unos 1.900 millones de dólares para la reconstrucción de Anguila, Barbuda, Tórtola y San Cristóbal y Nieves.

“Dada la gravedad de la situación y las penurias que están atravesando miles de personas, la Confederación realiza un llamado a todas las cooperativas de ahorro y crédito, sus asociados, las ligas que las reúnen y otras entidades relacionadas, para que realicen contribuciones destinadas a brindar ayuda a los afectados. En aquellos países afectados en los que no se encuentren cooperativas o federaciones activas, la asistencia será coordinada a través de una entidad competente en tareas de ayuda humanitaria”, continúa diciendo el comunicado de la Confederación.

En estos momentos, Cooperativas de las Américas se encuentra recabando información entre sus miembros sobre las consecuencias del paso del huracán Irma tanto en la población en general como en los movimientos cooperativos de otros países de la región, como Puerto Rico, Haití, República Dominicana, Cuba y los Estados Unidos, así como México que se ha visto afectado por un fuerte terremoto que el pasado 7 de setiembre sacudió a la zona sur-oriental del país, y luego por el huracán Katia, que ha golpeado buena parte de las costas de la zona del golfo. Estaremos divulgando mayor información en cuanto se disponga de datos más precisos respecto a los daños y sus consecuencias.

En Asia, la Federación Cooperativa Nacional de Nepal (NCF/N) estima que 31 de los 77 distritos del país han sido afectados por las inundaciones y los deslizamientos de tierra producidos por el inusitado volumen que alcanzaron las lluvias monzónicas del mes de agosto que produjeron 123 muertes y la evacuación de miles de personas. Las cooperativas de las zonas afectadas han informado de importantes pérdidas en materia de infraestructura, equipamiento de oficina, producción almacenada, semillas y fertilizantes. Muchas cooperativas han intensificado sus esfuerzos, utilizando sus propios recursos para apoyar a las personas afectadas mediante el suministro de materiales de socorro. NCF/N ha contribuido con 2,5 millones de rupias nepalíes al Fondo de Ayuda para Desastres del Primer Ministro, a partir de recursos del Fondo Cooperativo para la Recuperación de Desastres. Asimismo, la entidad se encuentra abocada a la recolección de información sobre las pérdidas sufridas por el sector y a la elaboración de un plan de apoyo financiero y técnico a sus miembros.

Por su parte, Co-operatives UK ha realizado un llamado a las cooperativas del Reino Unido para que realicen donaciones que serán distribuidas entre cooperativas primarias a través de la Alianza Cooperativa Internacional. “Los huracanes y las inundaciones en el Caribe y en el sudeste asiático han sido realmente devastadoras y han afectado la vida de millones de personas. La ayuda inmediata contribuirá a atender las necesidades de corto plazo, pero los afectados también necesitarán reconstruir sus vidas en el largo plazo. Aquí es donde el movimiento cooperativo puede hacer su mayor contribución, proveyendo los aportes necesarios para crear cooperativas eficaces y sostenibles en aquellas zonas más duramente afectadas y ayudando a reconstruir las comunidades devastadas”, dijo Steve Murrells, CEO del Co-op Group que ya ha comprometido un aporte de 50.000 libras.

Cómo colaborar:

Las contribuciones pueden ser enviadas a la cuenta de la Alianza Cooperativa Internacional en el banco KBC, con los siguientes datos de identificación:

Beneficiario: International Co-operative Alliance
Dirección del banco: KBC – Place Dailly 3 – 1030 Brussels – Belgium
IBAN: BE28 7340 3825 7920
BIC: KREDBEBB
Texto a incluir: “Co-operative solidarity 2017 from (incluir aquí el nombre de la organización donante)”

Fuente: Alianza Cooperativa Internacional